Comprar un sistema de muestreo: De la investigación a la compra

marzo 15, 2019
Siga estos pasos cuando considere adquirir un sistema de muestreo para su aplicación.

Al considerar la compra de un sistema de muestreo, es fácil pensar en el alcance del proyecto como la redacción de un pedido y la instalación y operación del sistema. En realidad, estos elementos son los pasos finales de un proyecto más amplio que comienza con la investigación de las opciones disponibles y cómo estas se adaptan mejor a sus necesidades.

La mayoría de las cosas comienzan con una idea simple. En el muestreo, esta simple idea es la identificación básica de una necesidad de muestreo. Podríamos discutir por qué el muestreo es importante, pero si ya ha identificado la necesidad de implementar un plan de muestreo, es probable que ya reconozca esta importancia.

Una vez que se identifica la necesidad básica, ¿cuál es el siguiente paso?

Aprender de la investigación

Si usted es como la mayoría de nosotros, el hecho de que sepa que necesita hacer algo no necesariamente significa que sepa cómo hacerlo de forma exacta. Si se encuentra en esta situación, la solución al desconocimiento es la investigación.

En tiempos pasados, la investigación podía significar tratar de determinar qué compañías producían los bienes o servicios requeridos, y luego contactarlas individualmente para tener una conversación sobre su aplicación. A partir de estas conversaciones, debía determinar qué empresa (o empresas) ofrecía la solución que mejor se adaptaba a sus necesidades y, luego, determinar con qué empresa le gustaría trabajar.

DB_Dolese_181127_00185.jpg?mtime=20190313110843#asset:10847

Un equipo de muestreo de cinta transversal de McLanahan. 

En los últimos años, este proceso se ha agilizado en la fase inicial, y la mayoría de las empresas de renombre ofrecen una gran cantidad de información sobre sus ofertas de productos en Internet. Las respuestas y más información están disponibles con unas pocas pulsaciones de teclado y clics del ratón. Determinar cuál es la oferta de la compañía que se ajusta a sus necesidades, hacer una selección preliminar para que las compañías trabajen con ella y desarrollen una solución que satisfaga sus necesidades, se puede lograr en cuestión de minutos.

Sin embargo, una vez completada la fase inicial de la investigación, es muy importante tener una conversación personalmente.

El arte perdido de la conversación

A pesar de todas las formas en que Internet ha racionalizado y mejorado nuestra elaboración de proyectos, ahorrando cantidades incalculables de tiempo, existe un impacto negativo potencial: la posibilidad de perderse una buena conversación a la antigua. Dibujos, cuestionarios, planillas y otra literatura (sí, blogs) pueden ser una parte importante de la transferencia de información, pero hay mucho que se puede aprender y muchos temas que se pueden abordar, rápidamente, durante una conversación sobre su aplicación con el proveedor de sistemas de muestreo elegido. 

Una conversación con un experto en la materia puede aportar especificidad a los grandes rasgos que usted mismo ha elaborado durante la etapa inicial de investigación. Se pueden descubrir y discutir múltiples escenarios de operación, posibles problemas de proceso, otros elementos que valga la pena considerar para su aplicación y cualquier otra cantidad de datos útiles. A menudo, este tipo de "extras" no se pueden capturar en los dibujos, cuestionarios y planillas comunes.

En este punto, usted debe sentirse bastante seguro de que ha definido los requisitos de su proyecto y que ha adquirido los conocimientos necesarios para tener éxito en su proyecto. Ahora, es el momento de dejar que su socio de soluciones de muestreo haga el trabajo. 

Para ver ejemplos de cómo se utiliza la información básica de la aplicación para desarrollar soluciones de muestreo, consulte nuestro seminario web sobre el desarrollo de proyectos de ejemplo.

El proyecto toma forma

Ahora que el proyecto está bien definido, es el momento de averiguar cómo hacer que funcione en un sentido práctico. Aquí es donde el fabricante de muestreo seleccionado reunirá los dibujos necesarios, las selecciones de equipos, los parámetros de operación, los precios, etc., para completar la solución a su problema de muestreo particular y único.

Tertiary-Cross-Stream-Sampler-Chevron-Sort.JPG?mtime=20180614082330#asset:2441

Muestreo de flujo de caída de McLanahan.

Generalmente, hay más de una iteración en este paso, ya que a menudo se necesita más de un intento para encontrar la combinación ideal de solución de muestreo, diseño de equipos, diseño del sistema y precios. Una vez finalizado este proceso de ajuste, puede realizar un pedido de equipos con la confianza de que la solución de muestreo que adquiera satisfaga sus necesidades y requisitos para obtener un muestreo correcto en los próximos años.

Con su orden de compra, el trabajo recaerá de nuevo en el proveedor de equipos seleccionado, ya que, en este punto, hemos llegado a la fase de fabricación del proyecto. Se obtendrán los componentes comprados, se producirán planos de fabricación y se iniciará la fabricación de los equipos.

Como comprador de equipos, es bienvenido a visitarnos o a revisar el estado del proyecto si así lo desea. A fin de cuentas, es beneficioso para todos estar seguros de que el cliente esté satisfecho con el producto final, y cuanto antes se identifique cualquier preocupación, mejor.

Al final del proceso de fabricación del proyecto, los equipos se someterán a una inspección final y a pruebas. Aquí es donde el fabricante se asegurará de que el equipo producido cumpla con los requisitos corporativos internos de diseño y calidad, y también verificará que se hayan atendido adecuadamente las necesidades y requisitos específicos del cliente. Una vez finalizada la inspección final, el equipo se empaca y se envía al lugar de trabajo.

Llevarlo a la práctica

Una vez que el equipo llega al lugar de trabajo, por lo general comienza la instalación. En caso de que la instalación se retrase, asegúrese de guardar correctamente su equipo. Asumiendo que la instalación avance de inmediato, el contratista comenzará a colocar y conectar mecánicamente el equipo de acuerdo con los planos de disposición general que se han desarrollado para el proyecto. Estos planos mostrarán la misma disposición y orientación del sistema que los planos presentados en la etapa de propuesta, pero tendrán detalles finales adicionales que fueron desarrollados con ingeniería de diseño.

Una vez finalizada la instalación mecánica, puede comenzar la instalación eléctrica. Esto implica la ejecución y terminación de varios tipos de cableado para cualquier equipo y componentes que no hayan sido o no puedan ser precableados en el taller. Una vez finalizada la instalación eléctrica, es el momento de la puesta en marcha.

La puesta en marcha se realiza normalmente en dos pasos: en seco y en húmedo. La puesta en marcha en seco se lleva a cabo en primer lugar y consiste en comprobar la instalación y el ajuste de los equipos de forma individual, antes de intentar hacer funcionar un sistema en su conjunto. Este paso asegura que los componentes individuales del sistema, sensores, etc. estén mecánicamente sanos, cableados correctamente y que funcionen en forma adecuada una vez que todo el sistema esté activado con corriente. Las entradas y salidas de los controladores lógicos programables y otros controles del sistema de muestreo se verifican en la preparación para la operación inicial.

El paso final en la puesta en marcha en seco es operar todo el sistema en conjunto, pero sin la presencia de material, para asegurar que los equipos individuales trabajen juntos correctamente, así como para verificar que la programación del sistema esté funcionando como se esperaba.

Auger-Sampling-Systems-Rotation-Image-5.JPG?mtime=20180614082109#asset:2388

Sistema de muestreo de tornillo de McLanahan.

Una vez que se haya verificado que el sistema y sus equipos asociados funcionen correctamente, se introduce el material en el sistema y se pone en marcha en húmedo. Durante la puesta en marcha en húmedo, se verificará que los muestreadores estén recogiendo correctamente los incrementos de muestra, que los transportadores estén manipulando correctamente el material y que los chancadores estén produciendo los tamaños de salida adecuados. Se abordan todos los problemas señalados y se completa cualquier otro ajuste que pueda ser necesario para lograr un flujo de muestras correcto a través del sistema y así recoger las muestras finales correctas.

El último paso en la puesta en marcha en húmedo es un período de funcionamiento "normal" en el que se observa el funcionamiento del sistema y se pueden resolver los posibles problemas que puedan surgir. A menudo, este período de tiempo de ejecución al final de la puesta en marcha en húmedo también se utiliza para recoger muestras que se utilizarán para verificar la representatividad de las muestras finales recogidas (lo que a veces se denomina prueba de sesgo). Otras veces, el sistema simplemente se entregará al usuario final para su funcionamiento en su proceso normal, y cualquier prueba de rendimiento que sea necesario realizar se programa para una fecha posterior.

Esto lo lleva casi al final del proyecto. El término "casi" se utiliza porque, aunque la gran mayoría de las actividades del proyecto están terminadas, todavía hay un par de cabos sueltos que abordar. 

Capacitación y asistencia

Se puede decir que el éxito final de un proyecto de muestreo está directamente relacionado con la familiaridad y dedicación de los individuos cuyo trabajo será operar y mantener el nuevo sistema de muestreo. En vista de ello, es de vital importancia que el personal de operaciones y mantenimiento esté disponible para la capacitación sobre el nuevo sistema. Preferentemente, esto se llevará a cabo durante toda la fase de puesta en marcha, pero cualquier oportunidad de proporcionar a los operadores del sistema alguna experiencia práctica es muy importante.

El equipo de muestreo no es diferente a cualquier otro tipo de equipo, los problemas que pueden surgir durante la operación y el mantenimiento son parte de la propiedad de cualquier equipo. Discutir los problemas y el mantenimiento mientras el personal entrenado en fábrica esté disponible en el sitio reducirá la curva de aprendizaje para el personal en el sitio cuando aparezcan los inevitables inconvenientes operativos.

En última instancia, la operación y el mantenimiento del nuevo sistema recae en el propietario, pero este no se deja a su suerte. Para cualquier problema que pueda requerir la consulta con el fabricante, la ayuda no está más allá de una llamada telefónica (o en algunos casos, un clic del ratón) de distancia. El éxito de un proyecto desde el punto de vista del fabricante depende del éxito del usuario final, y ayudar después de que el sistema haya sido entregado es parte del proceso para aquellos temas de los que no está seguro o para aquellos ajustes del sistema posteriores a la puesta en marcha. 

Una idea hecha realidad

Si se remonta al pasado, todo esto comenzó con una idea simple: darse cuenta de que existía la necesidad de una solución de muestreo. El viaje puede ser largo y complicado, pero con la investigación y la selección de un socio de calidad, el desarrollo del proyecto y la implementación de la solución de muestreo correcta están al alcance de la mano. 

Etiquetas: Minería, Muestreo, Áridos, Carbón