Cómo mejorar la eficiencia de zarandeo en el mercado actual

junio 0, 2018
En el mercado actual, que se encuentra en continuo cambio, la eficiencia y el rendimiento del zarandeo se ven desafiados, ya que se requiere que las zarandas realicen mayores zarandeos con la misma huella ambiental.

Introducción

En el mercado de áridos actual, que se encuentra en constante cambio, la eficiencia y el rendimiento del zarandeo se ven desafiados, ya que se requiere que las zarandas realicen mayores zarandeos con la misma huella ambiental debido a la demanda de áridos más pequeños. Anteriormente, se necesitaba un mercado más equilibrado, en el que se requería más material para la base (1 ¼” [3,15 cm]). El mercado actual apunta principalmente al mercado del asfalto y del hormigón con mezclas de especialidad. En la industria del hormigón, también se necesitan productos más pequeños, ya que la mayoría de este material se bombea y, en consecuencia, se necesitan áridos de menor tamaño. Entonces, ¿cómo hacemos para sacar más provecho de las zarandas?

Se necesita una mayor superficie de zarandeo

Estas mezclas actuales de productos de áridos más pequeños [1-1/4” (2,5-0,63 cm)] requieren que las zarandas tengan un área con mayor apertura para alcanzar los resultados deseados. Esto causa dos problemas:

  • A veces, la profundidad del lecho de las zarandas es el doble de lo aceptable, y eso genera un desgaste excesivo y un gran arrastre de productos que se encuentran dentro de las especificaciones.
  • Las plataformas de zarandeo pueden obstruirse debido a la profundidad excesiva del lecho y a la humedad del material.

Algunas soluciones a estos problemas consisten en controlar la profundidad del lecho y asegurarse de que no sea cuatro veces más alto que la abertura de la tela de la zaranda. 

Controlar la configuración del chancador también ayudará en gran medida a mantener el material dentro de las especificaciones. La inspección diaria de la configuración del chancador (y a veces las inspecciones múltiples en aplicaciones abrasivas) permitirá mantenerlo en su configuración óptima y contribuirá a un zarandeo adecuado. 

Rotación de la zaranda

Muchos operadores son reacios a hacer funcionar la zaranda cuesta arriba, pero este tiempo de retención adicional en la zaranda puede aumentar significativamente el rendimiento y disminuir el arrastre de material de menor tamaño. Cuando se hace funcionar la zaranda cuesta arriba, el material tiene más tiempo para encontrar una abertura para poder pasar cuando la partícula se encuentre en el lugar correcto. Mientras el material no se acumule en la caja de alimentación del chancador y la zaranda esté funcionando, se podrá optar por hacerla funcionar cuesta arriba.

Recorrido y velocidad de la zaranda que se emplea para la clasificación del material por tamaño

El recorrido y la velocidad de la zaranda son fundamentales para asegurar que el tamaño del material que se va a zarandar tenga suficiente fuerza g o velocidad de revolución para que se zarandee de manera correcta. Las velocidades pueden variar desde 1.000 rpm para el material de ¼” (0,63 cm) hasta 600 rpm para el material de 6” (15,24 cm). 

Revise con regularidad el recorrido y la velocidad para asegurarse de que sean correctos, principalmente cuando cambie el tamaño de los productos. Comuníquese con el fabricante para establecer la velocidad y el recorrido correctos del material que desea zarandar.

Selección de medio de cribado

La selección del medio de cribado es muy importante en el momento de decidir qué es lo mejor para sus necesidades de zarandeo. Hay tres tipos de medios de cribado que debe considerar:

  • Telas metálicas: este es el medio de cribado que más se acepta en la industria. Es el sistema más fácil de reemplazar y proporciona un área abierta mayor que permite que la zaranda funcione de la manera más eficiente posible. Las telas metálicas tienen distintos diámetros, pero recuerde lo siguiente: Cuanto más grande sea el diámetro del alambre, mayor será el área abierta que no podrá utilizar para el zarandeo. 
  • Medio de uretano: este medio se volvió extremadamente popular en los últimos 15 a 20 años y es muy efectivo en aplicaciones húmedas y abrasivas. Puede que el uretano no sea la mejor opción para aplicaciones de zarandeo secas y finas. El medio de uretano tiene un área abierta más pequeña que las telas metálicas, y las ventajas económicas del medio que tiene una mayor duración deben superar las pérdidas en la producción de toneladas por hora. 
  • Medio de cribado de tipo híbrido o flexible: este medio se ha vuelto muy popular en las aplicaciones de alto contenido de humedad para las que se necesita un zarandeo fino. La obturación ocurre cuando se produce un atascamiento entre las aberturas de la zaranda y se crea un área sólida en la que no se realiza el zarandeo. Este medio no está tejido, pero se mantiene unido por medio de uretano o franjas de goma que permiten que se flexione y se elimine la obturación. Paras las aplicaciones húmedas y finas, el aumento en la producción puede ser significativo. 
Etiquetas: Zarandeo