Zarandas horizontales

Las zarandas horizontales de triple eje de McLanahan combinan la eficiencia de las zarandas horizontales con el mantenimiento simplificado y la vida útil de una zaranda inclinada. Los productores pueden cambiar el recorrido, la velocidad y la amplitud para ajustar con precisión la zaranda según su aplicación específica. Esto puede resultar muy útil para operaciones portátiles en las que la zaranda puede tener diversos usos y aplicaciones, además de instalaciones estáticas en las que los cortes limpios y precisos son fundamentales. Al ajustar el recorrido para que sea más largo y horizontal, se facilita la separación de materiales gruesos. Por otro lado, si el recorrido se ajusta para que sea más corto y vertical, permite la separación de materiales más finos. Debido a las grandes fuerzas g y al ángulo de recorrido, prácticamente es imposible que se obstruyan las aberturas de la zaranda. Esto ofrece una superficie abierta más continua para la separación. 

¿Por qué conviene utilizar las zarandas horizontales de McLanahan?

La zaranda horizontal MAX de McLanahan es una zaranda de triple eje que puede utilizarse en una aplicación de planta portátil o como un equipo independiente en plantas fijas. Por lo general, se usa en aplicaciones de zarandeo horizontal de materiales más finos. Gracias a su diseño, la zaranda horizontal MAX de McLanahan es capaz de clasificar por tamaño y separar el material con mayor precisión y eficiencia que una zaranda inclinada.

La línea de zarandas horizontales MAX de McLanahan ofrece la resistencia de la zaranda inclinada MAX. Estos equipos de triple eje, recorrido ovalado y capaces de generar grandes fuerzas g se distinguen por su eficiencia y confiabilidad. Con características tales como chapas laterales de acero de alta resistencia, plataformas de zaranda resistentes y soldadas, resortes fáciles de cambiar y modificaciones rápidas en aplicaciones de zarandeo en húmedo, la zaranda horizontal MAX representa el siguiente nivel de las zarandas de triple eje y recorrido ovalado.

Además, las zarandas horizontales por lo general ofrecen mayor eficiencia (clasificación precisa del tamaño de las partículas) que las zarandas inclinadas, dado que el material permanece más tiempo en la zaranda, con una menor velocidad de desplazamiento hacia el extremo de la zaranda. Esto permite que caiga material de tamaño más adecuado a través de las aberturas de la zaranda. En una configuración de planta fija, se ven más a menudo como zarandas terciarias (tercera etapa) o finales. Las zarandas horizontales también suelen especificarse para plantas portátiles debido a su bajo perfil.

Cómo funcionan las zarandas horizontales

Las zarandas horizontales se emplean como dispositivos de zarandeo intenso y potente a baja altura. Tienen un diseño de doble eje (lo que genera una acción en línea recta a unos 45 grados hacia la horizontal) o de triple eje (lo que produce una acción de forma ovalada con un ángulo de recorrido ajustable, por lo general de entre 30 y 60 grados desde la horizontal). Una de las principales características de la zaranda horizontal es su potencia e intensidad de acción en aplicaciones donde puede haber obstrucción u obturación de las aberturas del medio de cribado.

Las zarandas horizontales funcionan a cero grados, pero pueden ajustarse a unos 10 grados en cualquier dirección, lo que les permite funcionar a una altura total inferior a la de las zarandas inclinadas. Pueden tener dos o tres ejes ubicados en el centro de gravedad de la caja de la zaranda, con engranajes de sincronización y contrapesos diseñados para producir un movimiento ovalado o lineal, o pueden efectuar un movimiento lineal por medio de motores desequilibrados o excitadores de engranajes, dentro de los cuales se montan pesos excéntricos a ambos extremos de un eje ubicado encima del centro de gravedad de la caja de la zaranda a fin de realizar un movimiento vibratorio. Las zarandas horizontales generan grandes fuerzas g para vibrar y mover el material a lo largo de la zaranda.

Datos acerca de las zarandas horizontales

  • Las zarandas planas funcionan a cero grados.
  • Tienen un perfil más bajo, por lo que resultan más adecuadas para plantas portátiles.
  • Generan mayor fuerza g necesaria para desplazar las partículas que podrían obturar las zarandas inclinadas.
  • Producen un patrón de recorrido ovalado que puede ajustarse para adaptarse a la aplicación en cuestión y ofrecer mayor flexibilidad al manipular la longitud del recorrido y el ángulo de reglaje.
  • El diseño de tres ejes distribuye la carga en una superficie más grande y emplea rodamientos más pequeños que pueden funcionar a mayor velocidad y tienen una vida útil más prolongada.
  • Ofrecen una velocidad de desplazamiento uniforme del material en toda la longitud de la plataforma. También pueden configurarse con una velocidad de desplazamiento menor que la de las zarandas inclinadas para aumentar la eficiencia.
  • La relación entre la trayectoria y el medio de cribado consiste en un verdadero ángulo recto, mientras que las zarandas inclinadas básicamente reducen la extensión de superficie abierta. Con frecuencia, los operadores de zarandas inclinadas compensan esto al instalar una tela con aberturas ligeramente más grandes que el tamaño máximo deseado.

Beneficios de las zarandas horizontales de McLanahan

  • Fácil ajuste del recorrido
  • Placas laterales de acero de grado 50 que son el doble de resistentes que las de acero estándar
  • Plataformas resistentes y optimizadas por computadora con apuntalamiento en toda su longitud
  • Amortiguadores de goma fáciles de usar y mantener

Preguntas Frequentes

¿Cómo calculo la eficiencia de la zaranda?

La eficiencia de la zaranda es la proporción de material que pasa a través de una abertura de la zaranda con respecto a la cantidad de material de arrastre que pasó.

¿Qué nivel de eficiencia puedo esperar de mi zaranda?

No siempre será posible lograr un nivel máximo de eficiencia de zarandeo en zarandas con varias plataformas porque este tipo de zarandas siempre implican una concesión. Si se configura el recorrido para material grueso en la plataforma superior, puede que resulte demasiado grueso para las plataformas inferiores. Además, en el caso de las zarandas con varias plataformas, la plataforma inferior no recibe el material en toda su superficie. Cuando el material pase a través de las plataformas superiores para llegar a la inferior, puede que ya se haya perdido hasta el 20 % de la plataforma inferior.