Plantas Ultra de tratamiento de arena

Las plantas Ultra de tratamiento de arena de McLanahan (USP) han existido por muchos años y son una combinación de un sumidero, una bomba, hidrociclón(es) y zaranda(s) de deshidratación. Normalmente se alimentan con material de malla <4 (<5 mm) desde la plataforma inferior de una zaranda de lavado. Esta descarga es nominalmente ≥35 % de materiales sólidos por peso. Se pueden alimentar, de forma alternativa, luego de un zarandeo seco por medio de una caja de pulpa para hidratar los materiales utilizando rociadores de alta presión.

Con la mayor eficiencia de separación de los hidrociclones/Separators™, se ha comprobado que las plantas Ultra de tratamiento de arena proporcionan un mayor rendimiento del producto en comparación con los lavadores de tornillo sin fin para materiales finos. Otra ventaja es que el contenido de humedad de la zaranda desaguadora es mucho menor, según cuáles sean las características de la arena. El resultado final es un uso casi inmediato del producto, ángulos de apilado más pronunciados para una mayor capacidad de acopio, una menor pérdida de agua y una mejor limpieza. Las equivalencias de arena también se ven mejoradas por el uso de este diseño de planta.

Alleyton Tx Usp1
Apac Candor
Ball Ground
Cbm David6
Dsc00405
Dscn5168
Usp Plant 006
1 / 7

Por qué conviene utilizar las plantas Ultra de tratamiento de arena de McLanahan

McLanahan ha sido líder en la industria de la fabricación de este sistema durante muchos años. La experiencia en una amplia gama de aplicaciones hace que nuestros equipos de ventas y procesos puedan brindar la solución adecuada para cada aplicación y la previsión para anticiparse a los problemas antes de que surjan. McLanahan utiliza sistemas de mezclado y de etapas múltiples para fabricar productos según especificaciones en aplicaciones difíciles.

Cómo funcionan las plantas Ultra de tratamiento de arena

Las plantas Ultra de tratamiento de arena se alimentan principalmente mediante dos procesos: alimentación por zaranda y por sumidero.

Con una aplicación alimentada por zaranda, el material se dirige a la zaranda desaguadora. Dependiendo de la aplicación, los tamaños de apertura de la zaranda pueden variar de 0,3 mm a 2 mm. En algunos casos, solo es necesario desaguar la arena y quitar los materiales finos para producir arena para hormigón; en otros casos, se requiere hacer un corte específico en la zaranda para obtener un producto secundario, como la arena para mampostería. Los productos de la zaranda desaguadora se bombean a un hidrociclón o un Separator™ para desaguarlos y eliminar las fracciones ultrafinas perjudiciales, y luego, el caudal inferior se descarga de forma selectiva de nuevo a la zaranda desaguadora. Cuando se fabrica un producto secundario, la zaranda desaguadora, por lo general, se divide con un divisor de plataforma de uretano en dos corrientes paralelas gruesas y finas (alternativamente, se utilizan dos zarandas). Para una mayor flexibilidad en el ajuste de las gradaciones, suele haber un equipo para mezclar los materiales finos con los gruesos o viceversa en la descarga.

Los sistemas de alimentación por sumidero se utilizan para materiales de alimentación diluidos o en casos de altas concentraciones de malla <200 (-75 µm). En estos casos, la alimentación se dirige primero al sumidero de recolección. La pulpa se bombea a un hidrociclón o a un Separator™ para eliminar los materiales sólidos de malla -200 y desaguar el producto. El desborde que contiene agua, limos finos y arcillas se transfiere a la piscina de pulpa o a otro proceso aguas abajo. El caudal inferior, que contiene los materiales sólidos deslamados y parcialmente desaguados, se descarga en la zaranda desaguadora. La zaranda desaguadora elimina el exceso de humedad de la arena y descarga un producto sin goteo. El agua y los finos que pasan por la zaranda desaguadora se dirigen al sumidero y son recirculados por el sistema, para minimizar la pérdida de producto del tamaño de la arena.

Como cada sitio tiene necesidades diferentes, McLanahan está a la altura del desafío al diseñar un sistema que se ajuste a un proceso, en lugar de hacer que el proceso se ajuste al equipo. Las unidades alimentadas por hidrociclones con o sin ciclón depurador, junto con otros tipos de diseños, se pueden instalar para dar la mejor solución posible.

Aplicaciones populares de las plantas Ultra de tratamiento de arena

La planta Ultra de tratamiento de arena es adecuada para una amplia variedad de aplicaciones, desde el simple desaguado de arena hasta sistemas de lavado en varias etapas. Cuando un sistema se alimenta por medio de zarandas, tiene la flexibilidad de recibir material grueso y hacer varios productos en una sola zaranda. El uso más común es para lavar y desaguar arena para hormigón, asfalto o mampostería, pero también se puede aplicar a diferentes materiales e industrias. Las plantas Ultra de tratamiento de arena son el estándar de la industria para lavar y desaguar las arenas industriales (es decir, arena de fractura, arena de fundición, arena de vidrio, etc.) después de la clasificación de las fracciones de tamaño medio.

Beneficios de las plantas Ultra de tratamiento de arena de McLanahan

  • Estas plantas están diseñadas para la aplicación de cada cliente; a diferencia del concepto modular de tamaño único.
  • Las plantas Ultra de tratamiento de arena suelen ser un lugar donde se incluyen todos los equipos propios de McLanahan.
  • Máxima recuperación de arena utilizable, lo que implica menos arena específica en su piscina y mayor rendimiento.
  • Producto más seco, lo que implica un uso más inmediato del inventario.
  • De fácil combinación con módulos de preparación de materiales de alimentación y tratamiento de efluentes.

Preguntas Frequentes

¿Por qué debería comprar una planta personalizada en lugar de una planta modular de instalación rápida?

Las plantas modulares se miden en toneladas de materiales de alimentación por hora. Los productores suelen buscar una producción anual en un determinado número de horas disponibles. Con una planta personalizada, nos preguntamos qué se necesita para alimentar la planta y obtener el rendimiento deseado.

Una planta modular tiene una capacidad de alimentación de 250 t/h. El resultado esperado puede ser de un 60 % de arena, o un resultado de 150. Usted necesita alimentar 415 t/h para obtener 250 t/h de producto para igualar la producción de una planta personalizada. Siempre y cuando esto se entienda entre las partes, entonces está bien. Si no es así, es algo desagradable. El resultado final es más horas de trabajo o más inversión en equipos. Incluso cuando se comprendan bien las capacidades, las variaciones en la gradación típica de la alimentación y la ejecución real del material minero pueden crear cuellos de botella en el sistema, ya sea en el lado grueso o en el fino, lo que resulta en una reducción de la capacidad del sistema.

Existen casos concretos en los que una planta modular tiene sentido. En estos casos, McLanahan ofrece una gama de plantas de lavado modulares que se asemejan en diseño a las plantas Ultra de tratamientos de arena que hicimos hace más de 20 años, pero que ahora le agregamos un sistema de alimentación, zarandas de calibrado y transportadoras de descarga, todo ello en una oferta compacta y más completa.

¿Cuánto tiempo lleva instalar una planta personalizada?

Si está preparado para dedicar el tiempo necesario a la investigación de las mejores opciones, espere de una a dos semanas para que se tomen muestras y se obtengan los resultados, y dos semanas para la evaluación y el presupuesto preliminar. Luego, normalmente una a dos semanas para la aprobación de planos (disposición general para decidir sobre la configuración y las orientaciones), de 10 a 12 semanas para una planta Ultra de tratamiento de arena y de 20 a 22 semanas para las opciones más complejas. 

Por supuesto, algunas partes del proceso se pueden comprimir, pero la carga de trabajo en ingeniería y fabricación afectará el plazo final. Comenzar lo antes posible con el proceso de obtención de permisos es de gran ayuda para ofrecer expectativas realistas. 

¿Por qué gastar cientos de miles de dólares, cientos de horas y los próximos 20 años solo para lamentar no haber pasado el tiempo necesario al principio para hacerlo bien?

¿Mi producto final tendrá un 8 % de humedad como me lo comentaron?

Preste atención a las afirmaciones y haga preguntas. Cuando lo hace, estas afirmaciones califican para que el promedio sea del 8 al 12 %. El tema es que del 8 al 12 % no es un promedio. La respuesta real es algo así como una falta de respuesta: depende del material que se va a desaguar. Se trata de la humedad de la superficie y de la cantidad de superficie que tiene. Una arena para hormigón muy gruesa podría desaguar hasta un 8 %, sin embargo, lo más común es del 12 al 15 % por peso para las arenas C-33. Para el material muy fino que se recupera con una UFR, puede ser del 23 %, pero sin goteo al salir de la zaranda desaguadora.

¿Puedo obtener arena para hormigón o mampostería con una planta Ultra de tratamiento de arena?

Las plantas Ultra de tratamiento de arena no están diseñadas para yacimientos que requieren ajustes de tamaño mediano. Los operadores deberán mezclar materiales de diferentes partes del yacimiento para crear un material de alimentación adecuado para obtener arena para hormigón o mampostería. Alternativamente, se deberá considerar el uso de un tanque de clasificación de arena basado en plantas de tratamiento de arena.